Pregunta: ¿qué hace que pueda considerarse que vives en una ciudad, y no que estás turisteando por ella?

Para empezar, estoy en casa de Laura, no en un hotel. ¿Tener curro es un requisito para considerar que vives en una ciudad? Vale, no tengo trabajo, pero sé que si quisiera uno, con un poco de empeño, lo encontraría relativamente fácil (aparte de que ese argumento también es discutible). Tengo prestado un móvil y las llaves de donde duermo. Colaboro en lo que puedo en algunas tareas del hogar, como cocinar, o pasear a Lia, la melindrosa perra de Laura. Tengo algo parecido a amigos por aquí: gente con la que tomar micheladas (cerveza con limón exprimido), pegar algún que otro bailoteo y, en general, hacer planes distintos a visitar museos.

Sé que, en el fondo, todo esto es pasajero (¿y qué no lo es?), pero ahora necesito ser fuerte en mi determinación, porque ahora veo que tenían razón. México engancha. Y más, en mi caso, con el alto parecido en muchos aspectos a Nueva York. Por eso, en mi mente sólo existe una cosa: el viaje hacia el sur. Lo que más me interesa en este momento de México es su frontera con Guatemala. Lo que más me interesa en este momento de Guatemala es su frontera con Honduras. Y así sucesivamente, hasta Centroamérica y más allá.

2 comentarios para “El viajero pasajero

  • Foto del avatar
    vickyland

    «mexico magico»
    bss Oli

  • Foto del avatar
    Eynar Oxartum

    Al fin y al cabo, ser turista es un estado mental. Ser turista es estar en un lugar sin estar en un contexto. Y ese contexto no tiene por qué ser laboral.

Los comentarios están cerrados.